Como continuación de las medidas adoptadas en relación con la crisis del COVID-19, con fecha 24 de marzo se ha firmado un segundo Decreto, destinado a modificar los criterios de cómputo del plazo mínimo de mantenimiento de las inversiones y empleo en las ayudas cofinanciadas por FEDER y FSE.

Las modificaciones alcanzan a los siguientes extremos:

1.- En caso de suspensión de empleo mediante un ERTE o del empleo autónomo, por causa del estado de alarma, el periodo de suspensión computará a efectos del periodo de mantenimiento del empleo.

2.- En caso de suspensión de la actividad o de retraso en su puesta en marcha, por causa del estado de alarma, el tiempo de duración o retraso computará a efectos del cumplimiento del periodo de mantenimiento de las inversiones.

3.- Computará igualmente el periodo de suspensión cuando la ayuda se encuentre en trámite, si finalmente la misma es concedida.

4.- Esta modificación de los criterios de cómputo se aplicará con carácter retroactivo desde la fecha de inicio del estado de alarma, o la del ERTE o suspensión de la actividad.

De esta manera, se intenta facilitar a los beneficiarios de las ayudas que la situación excepcional, derivada del COVID-19, no dificulte el cumplimiento de las condiciones de las mismas.